Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 15 de noviembre de 2014

Arte Imaginero: La Virgen del "hambre" de Ortega Brú


Saray Rojas publicó el 9 de marzo de 2014 el artículo, que leeremos a continuación y que lleva por título - La Virgen del "hambre" de Ortega Brú -, en dónde se habla del magnífico conjunto escultórico de La Piedad, realizado por Luis Ortega Brú, quien fuera conocido por la espectacularidad de su producción con el sobrenombre de "la mano izquierda de Dios". La Piedad está datada por José Manuel Moreno Arana en el año 1963, y en ella el gran escultor sanroqueño refleja uno de los peores momentos de su vida. En dicho año fue presentada en el Salón de Otoño de Madrid, recibiendo su autor el Primer Premio de Escultura.


Sin duda alguna una de las obras más emblemáticas e importantes que se encuentran dentro del museo Ortega Brú es La Piedad, que realizó el artista  de San Roque en uno de los momentos más duros de su vida.


Y es que esta Virgen del ‘hambre’, como es conocida, fue esculpida cuando Ortega Brú y su familia no tenían nada que comer. Unas sensaciones y sentimientos que el artista plasmó en la imagen de Cristo. La cara y las heridas de “El Salvador” recogen los pensamientos del artista en esos momentos.

La obra está esculpida en madera policromada y ha sido restaurada por el hijo del sanroqueño, Luis Ángel Ortega León. ¿Por qué Piedad?










Dentro de la escultura se conoce como Piedad a las obras en las que se representa a la Virgen María sosteniendo el cuerpo muerto de Jesucristo. Este término es propio del Renacimiento.

El término se originó por una costumbre que había en el Imperio Romano por el año 64 de referirse al acto de postrarse ante los dioses romanos, mostrando una emoción de gran amor acompañado de un temor hacia los mismos.


Fuente:
http://www.sanropolis.com/la-virgen-del-hambre-de-ortega-bru/



Fotografías: Sanropolis y El Blog Morado

1 comentario:

  1. Fantásticas estás secciones, siempre aportando datos interesantes. Maria.JEsús

    ResponderEliminar